Lalo De Los Santos

Lalo de los Santos fue un reconocido músico rosarino que supo destacarse a nivel nacional junto a otros artistas de la ciudad como Juan Carlos Baglietto, Silvina Garré o Adrián Abonizio, entre otros. Era fanático de Central y compuso un tema referido a la "palomita de Poy".

Nació el 17 de enero de 1956 en la ciudad de Rosario. Fue bajista, cantante y compositor de rock nacional que tuvo su época de esplendor en los años ’80, cuando junto a otros rosarinos como Juan Carlos Baglietto, Fito Paez y Silvina Garré, llevó a Buenos Aires su música.


Amaba la música desde su infancia, puesto que nació en el seno de una familia de artistas: Su padre fue guitarrista, integrante de un grupo que hizo época en la ciudad: "Recordando serenatas"; su hermano también músico y su madre aficionada al canto. Su único hijo, Ivan, es músico. A los 13 años formó su primer grupo musical inspirado en Los Gatos, la banda liderada por Litto Nebbia, y otras de gran vigencia en la época como Almendra y Manal. Su contacto con el arte también conoció otros medios de expresión como la radifonía. En ese medio interpretó el personaje de un duende en un programa radial rosarino y, más adelante en el tiempo, llegó a ponerle la voz a Clemente, el personaje creado por el dibujante Carlos Loiseau, Caloi. El contacto con el medio radial también le permitió, en un momento de su carrera, componer jingles, tarea que le iba a permitir la supervivencia en buena parte de su vida.

En la adolescencia creció con Los Beatles, Los Gatos, Almendra y Manal. Esa música y los tangos que había escuchado desde siempre en su casa modelarían su perfil de autor. Luego, el rock sinfónico en auge en los 70 lo llevó a integrarse a una banda de ese género, "Pablo El Enterrador", junto a Rubén Goldín. Una característica que distinguió a "Pablo El Enterrador" del resto de las bandas argentinas fue su devoción por los ensayos, en pos de una búsqueda artística casi quimérica. El grupo pasó la mayor parte de su existencia ensayando febrilmente en pos de la perfección y son escasos y muy recordados lo conciertos que protagonizó. En 1978 el grupo se vio ante la perspectiva de grabar un disco en Estados Unidos por gestión del productor Loid Vitale. Sin embargo, una disputa entre integrantes terminó con la disolución del conjunto. Aunque Pablo El Enterrador pronto volvió a surgir de sus propias cenizas, en 1980 surgió otro problema interno que tuvo como consecuencia el alejamiento de Rubén Goldín. De los Santos asumió el rol de guitarrista y el grupo ofreció un recital en el Auditorio Fundación Héctor I. Astengo en marzo de 1980, antes de partir hacia Buenos Aires en busca de aquella oportunidad que alguna vez tuvo al alcance de la mano. El productor ya no los esperaba y sólo consiguió para la banda una presentación en un programa televisivo, el 19 de octubre de 1980. Esa fue la última actuación de De los Santos en el grupo.

Su derrotero como músico fue impensado, integró la banda de Baglieto, fue músico y arreglador de Silvina Garre, grabó su primer disco solista "El final de cada día" (1984) con Lito Nebbia como productor, con el que grabaría otros dos "Hay otro cielo" (1987) y "Canciones Rosarinas" (1996); Su debut a nivel nacional es con una grabación del Tema de Rosario hecha durante el concierto "Rosariazo Rock 83", donde participaron Litto Nebbia y Juan Carlos Baglietto como números centrales. De los Santos contaba que escribió ese tema luego de ver a Juan Carlos Baglietto en su primer Obras.

En encuentros esporádicos con Adrián Abonizio, fueron gestando "Rosarinos" la banda que integró con Abonizio, Fandermole, y Goldín, en 1997 de la que resultó el disco del mismo nombre. Si bien la banda "Rosarinos" se disolvió formalmente, los cuatro rosarinos siguieron haciendo actuaciones juntos. La última fue una benéfica, el 17 de marzo del 2001, en el balneario La Florida de Rosario. Lalo ya estaba enfermo. Y ésa fue su despedida. Murió una semana después, el domingo 25, en un sanatorio de Buenos Aires. Tenía 45 años. En su vida dejó un himno no oficial para su ciudad natal (el Tema de Rosario), una oda al goleador de Rosario Central Aldo Pedro Poy ("Vuela, Aldo, vuela", homenaje explícito al "gol de palomita" que el futbolista le hiciera a Newell’s en la semifinal del campeonato nacional de 1971), tres discos solistas y uno con Rosarinos, y a su único hijo Iván (1986–), también músico.

A modo de homenaje, el sitio "Rosarinos en la Red" propone recordarlo con estas simples palabras:

"Era un burlón tierno aún de sí mismo. Era músico generoso, al punto de privilegiar la idea de grupo antes que los individualismos estériles. Era elocuente, didáctico y muy querible. Era respetuoso de la sensibilidad ajena, era fanático pero me enseñó a ser paciente.

 

El, que sabía del desarraigo, me protegió cuando dejé Rosario por Buenos Aires, me convirtió en un personaje cómico que yo ignoraba. Me ayudó a "ver" el mundo. Me enseñó acordes, humor y a resistir. Me enseñó que podíamos ser amigos y me honró llamándome hermano."

 

Y así lo despide:

 

"Los que lo quisimos lo vamos a extrañar. Tuve tiempo, antes de despedirlo, de darle las gracias. Y de llorarlo como es debido un poco después."


Su pasión por Central hecha canción:

Fue fanático de Central y difundió su pasión a quiénes lo rodeaban, por eso, una de máximas creaciones musicales se la dedicó al club de sus amores: "Las composiciones que verdaderamente dejan huellas importantes en el tiempo son inspiraciones difíciles de explicar, pero creo que aparecen cuando algo nos desborda y nos supera, así sean estados de felicidad o de angustia, en general extremos. En mi caso funciona así" supo decir Lalo de los Santos y bajo ese lema creó "Vuela, Aldo, Vuela", tema inspirado en la "palomita de Poy" de 1971.


A continuación, citamos dicha composición:


El levantó sus ojitos pequeños,

era el tiempo de decir adiós,

El hizo realidad un viejo sueño,

el hizo gritar Canalla Campeón.

Y se esfumo como solo lo hacen los duendes

Y se metió en el túnel de la eternidad

Y cruzó el río hacia la isla donde

refugió su amor para que se haga leyenda

su gesto valiente.

Vuela Aldo, Vuela

tu vuelo hacia el gol.

Vuela Aldo, Vuela

Siempre habrá un ángel en tu corazón.

El, en voz baja les dijo "hasta siempre"

a los colores que siempre amó.

El eligió hacer feliz a su gente

Hoy yo lo amo desde esta canción.

Y aunque su nombre ya no suene los domingos

siempre estará en las paredes de la ciudad.

Cuando el azul del cielo se junta con

el oro del sol, transformada en paloma

su alma siempre vuelve.

Vuela Aldo , vuela

tu vuelo hacia el gol.

Vuela Aldo, vuela

Siempre habrá un Ángel en tu corazón.


- El texto recopila datos de los sitios "Música de Santa Fe", "Rosarinos en la Red" y "Rock.com.ar"





Rosario Central Godoy Cruz
Lunes 23 de Octubre del 2017 - 18 Hs TV - Córdoba -
Rosario Central 1 Argentinos Juniors 3
Sábado 14 de Octubre del 2017 - 14.05 TV - Gigante de Arroyito - Arbitro: Pablo Echeverria
Atlético Rafaela Rosario Central
Miercoles 04 de Octubre del 2017 - 21.10 TV - Rafaela -
San Martin (SJ) 3 Rosario Central 1
Domingo 01 de Octubre del 2017 - 14.05 TV - San Juan - Arbitro: Juan Pablo Pompei
Rosario Central 1 Boca Juniors 0
Miercoles 27 de Septiembre del 2017 - 21.10 TV - Mendoza - Arbitro: Fernando Rapallini