mio Arriba Central -- Club Atlético Rosario Central


  
Cristian "Kily" González
Pese a que su despedida no fue la mejor, Cristian González fue uno de los jugadores surgidos en Central que supo destacarse en Europa y en la Selección Nacional.  Fue medalla de oro en los Juegos Olímpicos 2004 y campeón de las ligas española e italiana. Vistió la casaca auriazul en tres oportunidades diferentes.






Nació el 4 de agosto de 1974 en la ciudad de Rosario. Es uno de los jugadores surgidos en las inferiores de Rosario Central que se destacó en el futbol internacional y la selección argentina. Se desempeñó como mediocampista por izquierda, distinguiéndose por su potencia en los disparos y tiros libres.

 

Su debut en Primera fue en el Torneo Apertura 1993, disputando sus primeros minutos en la 15° fecha (derrota por 2-0 ante Gimnasia de La Plata) de la mano del técnico Vicente Cantatore. Luego, sería participe de los cuatros partidos restantes de la campaña, como muestra de la consideración que le tendría Pedro Marchetta, quién había asumido como entrenador tras el partido contra Gimnasia. En el segundo tramo de la temporada, “Kily” disputa 16 encuentros del Torneo Clausura 1994 y anota 2 goles, de esta manera comenzaba a ser un nombre fijo en el equipo titular “Canalla”.

 

Como ha sucedido varias veces ya en la historia de Central, el joven González dejó Arroyito de forma prematura: la temporada 1994/95 fue consagratoria para el “Kily”, quién rápidamente recaló en Boca Juniors. Antes, disputa 30 partidos entre Apertura y Clausura y marca 5 goles en su última temporada como jugador “canalla”. El fin de su primer ciclo en Rosario llega tras 51 partidos y 7 goles convertidos

 

Si su primer paso por Central fue fugaz, su experiencia en Boca lo fue aún más. Cristian González llega al “Xeneize” en el invierno de 1995 para compartir equipo con figuras como Diego Maradona. A lo largo de la temporada 1995/96, logra destacarse, disputando 36 encuentros y convirtiendo 3 goles. Su buena labor en Buenos Aires no pasa desapercibida por los equipos de Europa y a mediados de 1997, tras tan solo un año en Boca, es fichado por el Real Zaragoza de España.

 

En el equipo aragonés comienza el largo trayecto de “Kily” en el viejo continente. Su adaptación al fútbol español es rápida, puesto que en la primera temporada juega 34 encuentros y anota 4 goles entre Liga y Copa del Rey. Esta tendencia se va a repetir en el segundo año (en el que juega 33 partidos y marca 6 goles) y en el último (29 partidos, 6 goles). Luego de competir tres temporadas en el conjunto “maño”, sin éxitos ni complicaciones para permanecer en la máxima categoría, González cambia de aires y se marcha al Valencia de España, un club que le ofrecía la posibilidad de pelear por los primeros puestos.

 

A mediados de 1999, luego de participar con la selección nacional en la Copa América disputada en Paraguay, llega al Valencia para ganar los primeros títulos de su carrera; el primero de ellos va a llegar rápidamente y será la Supercopa Española, que consigue tras derrotar al Barcelona, campeón de la Liga el año anterior. El otro llegará en 2002 y será nada menos que la Liga Española, la cual consigue por delante de clubes tales como Real Madrid, Barcelona y Deportivo La Coruña. La obtención del campeonato, coincidente con una buena labor del carrilero rosarino desemboca en la convocatoria para disputar el Mundial de Corea-Japón con la selección argentina.

 

Tras un decepcionante mundial en Asia, “Kily” continuó una temporada más en Valencia y luego se marchó al Inter de Milán en 2003. En Italia coincide con gran cantidad de sudamericanos que integraron el equipo milanés por esas épocas. A lo largo de tres temporadas, fue partícipe de la obtención de cuatro títulos que marcaron la ruptura de una etapa en el fútbol italiano, dominada por Juventus y Milan: La Copa Italia en 2005 y  la Supercopa, Liga y Copa Italiana en 2006. Durante estos años también, González fue convocado por la selección nacional para disputar en los Juegos Olímpicos Atenas 2004, en el cual obtuvo la medalla de oro, y la Copa América de Perú 2004, en la que fue subcampeón.

 

En 2006 culmina su etapa en Italia para regresar a Rosario Central. Su segundo paso en Arroyito va a estar marcado por muchas polémicas y el mal momento futbolístico e institucional del “canalla”. Si bien en su regreso se había planteado pelear por un título, debido al equipo que se había confeccionado en ese momento, con el correr de los años “Kily” va a luchar cada temporada por conseguir la permanencia en Primera División. El 6 de agosto de 2006, por la 1° fecha del Torneo Apertura, Cristian González vuelve a vestir oficialmente la camiseta auriazul ante Belgrano de Córdoba, partido en el que fue expulsado. En ese torneo disputa otros 15 partidos y anota 3 goles, mientras que en el Torneo Clausura del año siguiente juega 15 cotejos y marca un gol.

 

Luego de su primera temporada en Arroyito tras la vuelta desde Europa, “Kily” tuvo conflictos con la dirigencia de turno y estuvo a punto de irse del club. Sin embargo, su situación se arregla con la salida de algunos directivos y vuelve a mediados del Apertura 2007, del cual participa en 7 partidos. Las malas campañas recientes, obligan a Central a luchar por la permanencia en el Clausura 2008, en el cual consigue su cometido con Cristian González como uno de los jugadores más representativos del plantel.

 

En la temporada 2008/09, González se despide de Central por su segunda vez. Luego de jugar 14 partidos en el Torneo Apertura (2 goles) y 10 en el Clausura (1 gol), cierra su segundo paso como “Canalla” derrotando a Belgrano en la Promoción que le permite a Central seguir un año más en Primera. Finalizada esta eliminatoria, se marcha a San Lorenzo al no ser no renovado por la dirigencia auriazul.

 

Después de un año en San Lorenzo, el “Kily” vuelve por tercera vez a jugar en Central, esta vez con el objetivo de devolver a Primera División tras al descenso a la B Nacional el semestre anterior. Nuevamente, su estancia va a estar caracterizada por polémicas que culminan con la salida de González a mediados de torneo, despidiéndose de la peor manera luego de que Omar Palma lo desafectase  del plantel tras una derrota ante Deportivo Merlo. Su salida de Central en 2011 significó, posiblemente también, el fin de su etapa como futbolista; pese a sus últimos años que no fueron de lo mejor, aún se recordarán sus logros y buenos días en los que vistió la casaca azul y amarilla.








River Plate Rosario Central
Domingo 28 de Mayo del 2017 - 18.15 TV - Estadio Monumental - Arbitro: Fernando Rapallini


Rosario Central 4 Racing Club 1
Domingo 21 de Mayo del 2017 - 20.15 TV - Gigante de Arroyito - Arbitro: Ariel Penel


Nob 1 Rosario Central 3
Domingo 14 de Mayo del 2017 - 15 Hs TV - Estadio Municipal - Arbitro: Federico Beligoy