mio Arriba Central -- Club Atlético Rosario Central


  
Erminio Blotta
Italiano de nacimiento, pero Rosarino por adopción, Erminio Blotta fue un escultor autodictacta de trascendencia internacional. Una buena cantidad de sus obras enriquecen, aún hoy, el patrimonio artístico de la ciudad de Rosario.  Fiel a sus orígenes ferroviarios, era hincha “Canalla”.






Nació el 8 de Noviembre de 1892 en Morano Calabró, Pcia. de Cosenza, (Italia). Autodidacta y eximio escultor que enriqueció con sus obras  el patrimonio artístico de  la ciudad de Rosario y a la cual  enorgullecería  por creaciones que hoy se encuentran fuera del territorio argentino, tal es el caso del busto del Coronel Bogado en el Paraguay, ubicado en Asunción frente a la Casa Nació.
 Sus padres eran de origen calabrese ―Giovanni (Juan) Blotta Rímolo (de profesión zapatero) y Anna Filomena Mainieri Mainieri, línea Paioia (de profesión filatrice o hiladora. Son inexactas las fechas de enero de 1895 y las de 1896, que Blotta mencionaba alternadamente como su cumpleaños.


En 1869, con la apertura del canal de Suez, que permitía la importación de productos de Oriente (como seda) a menor precio, centenares de miles de calabreses se empobrecieron y empezaron a migrar a América. A principios de 1894, Blotta, de pocos meses de edad, fue llevado por sus padres en un barco de inmigrantes hasta la ciudad de Rosario (provincia de Santa Fe, Argentina). Filomena se embarcó ya embarazada de su segundo hijo Francisco, quien nacería en Rosario el 21 de julio de 1894.

 

Cursó sus últimos años de la escuela primaria 1903 a 1905 en la Escuela Superior de Varones Nº 1 actualmente N° 55 en S. Fe 645. Autodidacta, antes de comenzar la actividad de escultor fue poeta, periodista, un verdadero bohemio, amigo de pintores y gentes de arte, amigo de los grupos anarquistas como el escritor, Alfredo Chabra Acosta “Atalaya”. (Autor de: Vida de Plásticos, publicada después de su muerte).


Autodidacta, antes de comenzar la actividad de escultor fue poeta, periodista, un verdadero bohemio, amigo de pintores y gentes de arte, amigo de los grupos anarquistas como el escritor, Alfredo Chabra Acosta “Atalaya”. (Autor de: Vida de Plásticos, publicada después de su muerte).


Trabajó en el Ferrocarril Central Argentino, de alguna manera fue el origen de su profesión de escultor, pues lo mandaron a amasar arcilla para tapar el horno con que se fundía, y aprovechaba para modelar todo tipo de figuritas. Concurría a un tallercito de yesería que había en la esquina de su barrio, modelaba elementos para la decoración arquitectónica, ménsulas, capiteles, escudos.


Luego trabajó como aprendiz y ayudante al taller de Marcos Vanzo, (1858-1930), Grabador y Litógrafo, que hacía medallas y placas funerarias.
Inició sus estudios de escultura en 1909, con José Nardi (autor de las dos fuentes de la “Plaza 25 de Mayo”); orientador de muchos escultores, que realizaba trabajos por encargo de los marmoleros y yeseros.


Vivió durante su inquieta juventud en Montevideo (1909 y 1910) y luego en Buenos Aires (1911 y 1912), donde concurrió a unos de los mejores talleres de fundición a la cera perdida de Alejandro Jonis, (discípulo de Berbedein, que le fundía obras a Rodin).
En Buenos Aires en el Café Paulista conoció Alberto Giraldo director de Ideas y Figuras, quien le presentó al escultor Agustín Riganelli (1890-1949), y los pintores Walter de Navazio, (1887- 1921); Tibón de Libián, (1889-1931); Alberto Rossi, Carlos Giambiagi (1887-1965, Pintor y grabador uruguayo); López de Gamorra, Alfredo Chiabra Acosta (Atalaya) (se había trasladado de Rosario a Buenos Aires. muchos de estos eran integrantes del Grupo de la Colmena.



En 1912, con 19 años, regresó a Rosario, donde ―ayudado por sus amigos los artistas Emilia Bertolé (1898-1949) y Alfredo Guido (1892-1967), quienes además confeccionaron los afiches publicitarios― organiza el Primer Salón Nacional de Rosario (llamado Petit Salón) en un negocio de pintura llamado La Casa Blanca (en calle Córdoba 911), propiedad del entusiasta amateur Casildo de Souza (quien terminó de quebrar a raíz de este emprendimiento). Allí presenta sus primeros bronces: bajorrelieves de los escritores León Tolstói, Charles Baudelaire y Anatole France.

 

Con su amigo Abel Rodríguez, también del «clan», intercambiaba los libros que alrededor de 1913 inspiraron sus primeros bajorrelieves: Tolstoi, Baudelaire, Rimbaud... El de Tolstoi se exhibió en la librería de Georgino Linares (luego convertida en el café Sorocabana) y lo compró por cien pesos el ingeniero Lampe, quien luego lo donó a la Biblioteca Argentina Dr. Juan Álvarez, donde estuvo expuesto hasta su desaparición. La Biblioteca Alberto Ghiraldo tiene una copia del uno de los fundadores del anarquismo, Bakunin.



Durante cuatro años vive en conventillos (casas que contenían muchas viviendas reducidas, por lo común con acceso a patios y corredores) en distintos barrios de Rosario. A fines de 1915 consigue un terreno en avenida Pellegrini 1708, donde arma su taller de escultura en un amplio galpón. Allí su amigo Carlos Mauri hizo su primera fundición y comenzó su oficio experimentando en placas fúnebres modeladas por Blotta y vaciadas en bronce. Ese mismo año, mientras esculpe en mármol el famoso Beethoven, viven en su taller los artistas César Caggiano (1894-1954), Gustavo Cochet (1894-1979), el pintor y grabador Santiago Minturn Zerva (1896-1964), el pianista Alfredo Munné, el bajo Felipe Romito (que luego se haría famoso en Milán) y el periodista Leandro Peuser. El emérito cirujano Artemio Zeno (a quien Blotta luego le hizo una efigie) paga las cuentas de este grupo de jóvenes bohemios.

 

En noviembre de 1916, cuando estaba terminando de esculpir el monumento a Juan Bautista Alberdi in situ (en Pueblo Alberdi, ahora un barrio a 6 km al norte del centro de la ciudad), al marmolista que lo ayudaba le saltó una esquirla de mármol que a Blotta ―de 24 años recién cumplidos― le rompe los lentes y le mete vidrio en ambos ojos. Pasa varios meses completamente ciego y desesperado. A principios de 1917 se opera en Buenos Aires con el cirujano profesor Pedro Lagleyze (a quien más tarde en agradecimiento le haría una escultura); sólo recupera la visión del ojo izquierdo.

 

Su hermana menor Elba (que en 1916 tenía apenas cuatro años de edad) descreía de esa versión del escultor y afirmaba que había perdido el ojo derecho por un accidente con cal viva.

 

Un dato trascendente es que en la inauguración de la obra, por la Comisión de Fomento de Pueblo Alberdi, el 23 de diciembre de 1917, el escultor se encontraba presente. Sin demora el Dr. Artemio Zeno lograría hacerlo operar en Buenos Aires con el famoso oculista Lagleyze, pudiendo recuperar la visión de un ojo, más no por ello decayó su optimismo y su empuje y la obra fue continuada.



Tras algunos años de residencia en Paraguay, a mediados de 1919 vuelve a Rosario. Nace su primer hijo, Herminio. Luego de varias mudanzas fija su taller en la cortada Marcos Paz 3160, donde viviría el resto de su vida. Tendría en total seis hijos: Herminio (1919-2010), Elio Antonio (1922-1997), María Alba (1926-), Beatriz Carmen (1933-), Claudio Artemio (1936-), María Evelina (1938-1938, que fallecería de pocos meses de edad). En su casa gradualmente comenzó a alojar a sus parientes políticos provenientes del Paraguay. Era común que vivieran allí un total de quince o veinte personas.


Entre las décadas de 1910 a la de 1930 fue corresponsal literario y asiduo escritor del periódico La Nación, de Buenos Aires. Firmaba sus notas periodísticas españolizando su nombre (Herminio), mientras que en su obra escultórica firmaba con su nombre original italiano (Erminio).


Erminio Blotta, pese a las privaciones económicas que siempre lo acompañaron, la alegría reinaba en su mundo, ese mundo interior tan particular, sólo privativo de los creadores, ser felices con lo que la vida les da. Y así humildemente como vivió a pesar de ser un verdadero genio, tras larga enfermedad el 23 de enero de 1976, falleció en la ciudad de Rosario. Y se acabó la vida física de ese gran hombrecillo que fue hasta sus veinte años, el único escultor que había  en Rosario, y el único también hijo de su propio esfuerzo; por ello no le perdonaron  los protegidos oficiales.


El 18 de junio de 1976,  a dos años de su muerte se impuso su nombre a un pasaje del barrio Alberdi y Aguirre Sotomayor expresaría: "Siempre he pensado que la providencia  reparte dones entre los humanos y, no pudiendo detenerse en cada uno de los seres, va sembrándolos al voleo. Y por allí le cae  a uno la vocación por la música, o la poesía, o el deporte, o la pintura, o la política, o las artesanías...; o la escultura! lo que el el humano pone luego, es su voluntad y su fuerza para seguir el dictado del don...o sea , para dar el ejemplo de Erminio Blotta, recibió al nacer el don de la plástica. Si él hubiera sido de otra madera, tal vez no llegara  a lo que fue, por las enormes dificultades con que tropezó, pudo torcer su destino y terminar en comerciante...; tal vez en financista! ...lo cual podría  no ser desdoroso...pero hubiera torcido su destino, es decir su vocación!”



En la geografía de Rosario se encuentran emplazadas esculturas del maestro Blotta , a saber:

 

-Alberdi, en plaza Alberdi.

-Brown.

-El carteto, dentro del Correo Central.

-Rosalía de Castro, descubierto en 1966 en el parque independencia.

-Güemes en Gendarmería.

-Lisandro de la Torre.

-Mariano Moreno, en la Estación de ómnibus.

-Matheu, en la plaza Matheu.

-Mitre, busto tallado en 1942.

-Pasteur, en la Facultad de Medicina.

-Pellegrini, en la Facultad de Ciencias Económicas.

-Sarmiento, en el Colegio nacional.

-San Martín, en la plaza Buratovich.

-Rosalía de Castro en el parque Independencia.

-Vittoria, en plaza Guernica, entre otras tantas obras que realizó



ESTILO ARTÍSTICO


Pertenecería a la escuela de escultura simbolista, cuyo representante más conspicuo fue el francés Auguste Rodin (1840-1917) y los casi contemporáneos de Blotta, Arístides Maillol (1861-1941), francés, y el rosarino Lucio Fontana (1899-1967). Tenía una gran influencia del arte griego.

 

Blotta evolucionó simplificando las formas, con una interpretación cada vez más «clásica» de la figura humana. Desde la cara de Leandro N. Alem (en 1920) fue llegando a formas y modelos recreadas sin rebuscamiento, los rostros expresan serenidad (Monumento a la Madre). Buscaba más la perfección que la originalidad, y su estilo experimentó pocos cambios durante su carrera.

 

No solo no fue un academicista, sino que en aspectos puramente plásticos hacía muy buen uso de la serie (usaba varias veces la misma imagen en diferentes contextos, formatos y tamaños), el collage (unión y separación de distintas piezas para generar imágenes nuevas), la importancia del soporte (que «la Academia» los pedía en pedestal altísimo, separando al público de la obra, eliminado por Blotta después del Sarmiento de 1916, por considerarlo elitista, en especial en Ansia de luz, que se encuentra exactamente a la altura de los ojos del observador), y el uso de la anatomía como una herramienta más para manifestar la espiritualidad humana. Como muchos artistas, tuvo una producción más comercial (por ejemplo, la placa sobre el muro de la Bolsa de Comercio, en calle Corrientes y Córdoba) y otra más orientada a sus propias convicciones.




CENTRAL, EL CLUB DE SUS AMORES


Citando un escrito del sitio “Chapay.com.ar”: “Una ironía muy rosarina es que una gran cantidad de obras públicas de Blotta (entre ellas el monumento a Beethoven, el menor de sus dos retratos a Alberdi, las efigies de Dante Alighieri y de Rosalía de Castro, como también el busto de José Hernández en el Rosedal) se hallan en el parque Independencia o en sus inmediaciones, mientras que el club de sus amores fue toda la vida Rosario Central. En esto, guiado acaso por sus ideales anarquistas, Blotta siempre fue fiel a sus orígenes ferroviarios.”… No queda duda entonces, de que Erminio era un identificado con los colores Auriazules.



- El texto recopila datos del sitio Wikipedia de Erminio Blotta y de las páginas “Dn11.com.ar” y “Arnoldogualino.com.ar”

 

 










San Martin S.J 1 Rosario Central 1
Sábado 24 de Junio del 2017 - 19 TV - San Juan - Arbitro: Silvio Trucco


Rosario Central 3 Talleres de Cba 3
Martes 20 de Junio del 2017 - 21.10 TV - Gigante de Arroyito - Arbitro: Germán Delfino