mio Arriba Central -- Club Atlético Rosario Central


  
Daniel Pedro Killer
Hombre surgido de la enorme cantera Auriazul, el “Cirujano” integró los plantes campeones de Rosario Central en 1971 y 1973. Su buena labor en la defensa “Canalla” lo llevó a participar del Mundial Argentina 1978, en el cual pudo consagrarse con la Selección Nacional. A continuación, detalles sobre la carrera profesional de uno de los tantos buenos jugadores salidos de nuestras inferiores.





Nacido el 21 de diciembre de 1949 en Rosario, Daniel Pedro Killer es uno de los jugadores destacados que tiene la rica historia “Canalla”.  Desempañándose como marcador central, llegó al primer equipo Auriazul luego de pasar por las divisiones inferiores y fue integrante de los dos primeros planteles campeones en la historia del club (1971 y 1973). Su buena labor en la institución lo llevó a participar del Mundial 1978, en el cual se consagró campeón con la selección nacional.
  

Su debut oficial en la Primera “Canalla”  fue el 24 de octubre de 1970, en la victoria 2-0 sobre San Martín de San Juan (dos goles de Poy) por la 9° fecha del Torneo Nacional. Por entonces, “Don” Ángel Zof era el entrenador del equipo. A partir de allí comienza la historia de Killer, quién de a poco comenzó a afianzarse: al torneo siguiente, el Metropolitano 1971, disputó 11 encuentros y convirtió su primer gol (ante Huracán en la 30° fecha).
 

En el Nacional 1971, Daniel Killer jugó tan solo 3 partidos, pero no por ello dejó de ser partícipe de la obtención del primer título en la historia del club. Así, con tan solo 2 campeonatos disputados anteriormente, el “Caballlo” se dio el lujo de formar parte del primer gran logro de la institución.
 

A pesar de que llevo tiempo afianzar como uno de los once titulares, nunca perdió constancia y siempre se mantuvo con un buen número de partidos jugados por campeonatos. En el Metropolitano 1972 se hizo presente en 10 cotejos y en el Nacional de ese mismo año, en 8 y logró convertir un gol (a San Lorenzo de Mar del Plata).
 

El año 1973 fue de afianzamiento total para el “Cirujano”, quién se hizo un hueco en el once titular Auriazul. En el Metropolitana jugó nada menos que 27 de los 34 partidos y anotó 4 goles: San Lorenzo (dos veces), Independiente y Gimnasia de La Plata fueron sus víctimas. Mientras que en el Torneo Nacional, no solo disputó 15 de los 18 juegos, sino que también volvió a alcanzar la gloria con su equipo, esta vez como unos de los titulares indiscutidos del campeón.  Meritorio logro para Killer, que en 3 años con el primer equipo “Canalla”, ya había dado dos vueltas olímpicas.
 

Al año siguiente del título, no perdió la consideración de su técnico, Carlos Timoteo Griguol. En el Metropolitano 1974 estuvo dentro del campo de juego en 15 encuentros y le convirtió un tanto a All Boys. Por su parte, en el torneo del segundo semestre disputó 25 partidos y marcó dos goles, ambos a Boca Juniors. En ambas competencias, Central finalizó en segunda posición, por lo que Killer sumó a sus dos títulos, también dos subcampeonatos.
  

En 1975, si bien el elenco de Arroyito no pudo continuar con el ritmo de la temporada anterior, Killer no se aparto del equipo titular. Jugó 21 partidos en el Metropolitano, convirtiendo 4 goles (a Gimnasia de La Plata, Atlanta, Independiente –de penal- y Temperley. Mientras que en el Nacional se hizo presente en otros 13 cotejos.  El 1976 fue el último año del defensor vestido de Auriazul: tras disputar 35 partidos entre los dos torneos anuales y convertir 5 goles (Huracán, Gimnasia de La Plata, Platense, Aldosivi y All Boys), se marchó rumbo a Buenos Aires, para jugar en Racing Club.
 

En total, defendió la casaca “Canalla” en 185 cotejos oficiales y marcó 18 goles. En 1977 llegó a “la academia” de Buenos Aires, donde tuvo un breve periodo. Al año siguiente, Daniel Killer se consagró ante el mundo con la convocatoria al Mundial 1978 disputado en nuestro país, del cual salió vencedor del seleccionado nacional, campeón por primera vez en la historia. En dicha competición, llevó en su espalda el número 11 y si bien no pudo ser titular, integró unos de los planteles más valiosos en la historia del fútbol de nuestro país. Defendiendo la ‘albiceleste’ jugó en total 22 partidos internacionales y anotó 3 goles.
  

Tras el Mundial, tuvo intermitentes pasos por Newell’s, Vélez, Bucaramanga de Colombia, Estudiantes de Rio Cuarto y Unión de Santa Fe. El cierre de su carrera, en 1987 lo tuvo en el club Argentino de Rosario, con el que compitió en la tercera categoría del fútbol argentino.
 

Al día de hoy, cuenta con su propio complejo deportivo en nuestra ciudad: el “Complejo Killer”.








San Martin S.J 1 Rosario Central 1
Sábado 24 de Junio del 2017 - 19 TV - San Juan - Arbitro: Silvio Trucco


Rosario Central 3 Talleres de Cba 3
Martes 20 de Junio del 2017 - 21.10 TV - Gigante de Arroyito - Arbitro: Germán Delfino