mio Arriba Central -- Club Atlético Rosario Central


  
Daniel Sperandio
Buen Volante que fue campeón del Torneo Nacional de 1980 y la Primera B en 1985, un año después de perder la categoría. Antes de debutar en el primer equipo Canalla, fue campeón con el seleccionado juvenil sub-20 en el Mundial de Japón 1979. A continuación, detalles de su carrera.







Nacido el 11 de octubre de 1959 en Coronel Bogado, provincia de Santa Fe, Daniel Sperandío defendió la camiseta de Rosario Central en la década de los ochenta, donde logró consagrarse campeón del Torneo Nacional 1980 y el de Primera B 1985, un año después de sufrir la pérdida de la categoría.
 

Surgido en las divisiones inferiores Canallas, debutó con el primer equipo, de la mano de Ángel Zof, el 14 de octubre de 1979 en el empate 0-0 ante Instituto de Córdoba por la 7° fecha del Torneo Nacional. Desempañándose siempre como mediocampista, jugó los 12 partidos restantes del campeonato y empezó a ser visto como uno de los jugadores importantes del plantel. Previo a su bautismo con la casaca Auriazul, había sido campeón un mes atrás del Mundial juvenil Sub-20 que se disputó en Japón.
 

En el Metropolitano 1980, confirmó la titularidad, haciéndose presente en 33 de los 38 encuentros, mientras que el Nacional del mismo año jugó otros 6 cotejos, siendo participe de la obtención del tercer título en la historia de la institución. Es decir, que solo le bastaron 51 partidos para dar su primera vuelta olímpica.
 

El 25 de marzo de 1981 se estrenó a la red, marcándole un gol a River en el empate 2-2 por la 7° fecha del Torneo Metropolitano. En esa competencia, disputó 21 cotejos, que se suman a los 6 que jugó por la Copa Libertadores de ese año. Sperandío cerró el año con una buena cantidad de encuentros jugados, ya que por el Torneo Nacional, participó de 15.
 

En 1982 continuó con esta ‘tendencia’, al jugar los 16 partidos correspondientes al Torneo Nacional y 24 por el Metropolitano. Al año siguiente, llegaron más goles: puesto que tras participar en 12 juegos del primer semestre del año, en el Metropolitano 1983 convirtió 4 goles en 21 partidos disputados (sus víctimas fueron Estudiantes, Talleres, Boca y Racing –los primeros tres, de penal-).
  

El año 1984 no fue para nada grato, ni para él, ni para Central. A nivel personal, Sperandío solo pudo disputar 15 encuentros en toda la temporada, convirtiendo un gol; A nivel grupal, la pobre campaña en el Torneo Metropolitano, y el posterior descenso fueron un duro golpe, que sin embargo despertó la mejor reacción en la historia del fútbol argentino.
 

Luego de perder la categoría, participó del ascenso, que dio lugar a un nuevo campeonato en Primera al año siguiente. En el torneo de Primera B 1985, jugó 20 partidos y contribuyó a una consagración anticipada del Canalla, que ganó el campeonato con 11 puntos de margen sobre el subcampeón.
 

Devolviendo a Central al lugar donde se merecía, el volante se despidió del club para marcharse a River Plate en 1986. Su marcha le impidió volver a dar la vuelta olímpica con el conjunto Auriazul, pero aun así logró consagrarse, con su nuevo club, de la Copa Intercontinental ’86. En aquella final ante Steaua Bucarest de Rumanía, ingresó en la segunda mitad y fue partícipe del logro.
 

Tras la consagración en Japón, poco a poco fue encaminando su carrera hacia el retiro. En 1988 fichó por Chaco for Ever, y en 1989 por Deportivo Español, donde al año siguiente decidió dar el cierre definitorio a su trayectoria como futbolista profesional.
 









River Plate Rosario Central
Domingo 28 de Mayo del 2017 - 18.15 TV - Estadio Monumental - Arbitro: Fernando Rapallini


Rosario Central 4 Racing Club 1
Domingo 21 de Mayo del 2017 - 20.15 TV - Gigante de Arroyito - Arbitro: Ariel Penel


Nob 1 Rosario Central 3
Domingo 14 de Mayo del 2017 - 15 Hs TV - Estadio Municipal - Arbitro: Federico Beligoy