mio Arriba Central -- Club Atlético Rosario Central


  
Omar Arnaldo Palma
(Campo Largo, 12 de abril de 1958) El “negro” es uno de los jugadores de mayor trascendencia en la historia de Rosario Central, identificado por llevar siempre el 10 en su espalda. Omar,  fue campeón con el club: en Primera, en el ascenso y en una copa internacional.






Tras haberse destacado en las categorías juveniles “Canallas”, Palma debutó en Primera División con 21 años de la mano de Don Ángel Zof.  El  21 de octubre de 1979 ante Boca Juniors, con motivo de la octava fecha del Torneo Nacional de aquel año, Omar Palma tuvo su presentación en la primera de Central. Además de este partido, el “tordo” disputó otro más en aquel campeonato.
 

En 1980, Palma participó de una temporada gloriosa para el club pese a que no sería su consolidación definitiva como titular. Luego de hacerse presente en 9 encuentros del Torneo Metropolitano, llegaría su primer título en Rosario Central: el Nacional 1980. En dicho  torneo, si bien sólo pudo participar en  7 partidos, Palma se hizo notar al convertir el primer gol de su carrera la final del campeonato ante Racing de Córdoba. En el encuentro de ida disputado en Rosario, “el negro” salió a la cancha como titular y anotó el segundo tanto auriazul de la goleada 5-1. Esto sería sólo el comienzo de una gran época de Palma en el club.


Al año siguiente, “el negro” comenzaría a ser titular de forma más habitual. En el Metropolitano 1981 participa de 19 partidos y aporta un gol. Mientras que en el Torneo Nacional convirtió 4 goles (todos en el partido ante Huracán) en 14 cotejos. En 1982, Palma continuaría con su afianzamiento en la primera de Central, en la segunda parte del año, ya que tras un Torneo Nacional con poca participación (6 partidos y 2 goles), el “negro” se destacó en el Metropolitano y rubricó su mejor campeonato desde el debut (25 partidos con 6 tantos). El año posterior sería similar, ya que nuevamente tuvo mayor participación en el Metropolitano, viéndose relegado en el Nacional de 1983.

 En 1984 llegaría, lo que fue seguramente el peor momento de Omar Palma en la entidad de Arroyito. Luego del campeonato Nacional en el que participó de 3 encuentros, llegaría un paupérrimo Torneo Metropolitano en el cual “el tordo” sufrió una lesión que lo marginó por tres meses de las canchas; pero lo más importante fue la mala campaña del “canalla” que finalizó penúltimo y perdió la categoría por los promedios de descensos que habían sido incorporados un año antes. A Palma le tocó integrar el plantel en aquel desafortunado momento, pese a su aporte de 2 goles en 17 partidos.

 Siempre se dice que un descenso afecta psicológicamente a un futbolista, y por ende repercute en su rendimiento, pero esto no sucedió en el caso de Omar Palma y de hecho fue todo lo contrario. La participación de Rosario Central en la Primera B coincide con el mejor momento del “10”. En lo que fue una campaña arrasadora del “canalla” por la segunda categoría, Palma emergió como uno de los baluartes del plantel; 10 goles en 33 partidos y un gran rendimiento contribuyeron a la obtención del campeonato de Primera B 1985 con seis fechas de antelación a la finalización del torneo.

Con la reestructuración de los torneos de AFA en la que se pasó a disputar un solo campeonato largo de 38 fechas, en lugar de los tradicionales torneos Metropolitano y Nacional, el “canalla” quedó seis meses sin jugar entre la obtención del ascenso y el comienzo de la nueva temporada de Primera, lo que ameritó que la dirigencia auriazul otorgue a préstamo a Palma a Colón de Santa Fe durante ese período para que no pierda ritmo futbolístico.
 

Luego del rápido regreso a la categoría superior del fútbol argentino, llegó la obtención del campeonato de Primera División 1986/87 en la que “el tordo” también estuvo presente de forma destacada. Los números no mienten y el rendimiento de Palma en la conquista del “canalla” fue excepción: Nada menos que 20 goles en 38 partidos (disputó todos los encuentros del torneo), lo coronaron como goleador del campeonato, además de darse el lujo de marcar el tanto de la consagración (en la última fecha, ante Temperley, de penal).

Tras dos temporadas de pura gloria, los caminos de Palma y Rosario Central iban a separarse.  Tras 8 años en la institución, Palma finalizó su primera etapa como “canalla” y se marchó a River Plate. Durante su estadía en Buenos Aires (que duró dos años), “el tordo” disputó un total de 40 encuentros, marcó  un total de 7 goles y fue partícipe de la obtención de la Copa Interamericana de 1987.

En el 1989 le llegó el momento de emigrar, puesto que el Veracruz de México adquirió su pase. Si bien no pudo obtener títulos durante sus tres años en el club, Palma se destacó en el fútbol azteca y junto a su equipo conformaron una de las escuadras más recordadas en la historia del club. De hecho, los hinchas de este equipo mexicano aún atesoran en sus recuerdos un gol que “el negro” le convirtió al Real Madrid durante un torneo de pretemporada y otro que marcó a los Tigres de la UNAM desde un saque de esquina.

Finalmente en 1992 pegó la vuelta y volvió a vestirse la casaca “canalla” hasta lo que sería su retiro definitivo.   En el campeonato de su regreso, la Apertura 1992, Palma participó de gran parte del campeonato, pero poco pudo hacer en un campeonato irregular para el “canalla” (2 goles en 15 partidos).

 A partir de allí comenzarían una serie de buenas campañas para Central que desembocarían en clasificaciones para las copas y la posibilidad de situarse alto en el campeonato local. Aquí Palma aparece como uno de los principales referentes junto a otros como José Luis “el puma” Rodríguez, Roberto Bonano o Marcelo Delgado.  En el Clausura 1993, “el tordo” convirtió 1 gol en 15 partidos y Central finalizó 6°, mientras que en el Apertura las cosas no fueron tan bien para el “canalla” pese a los 3 goles en 17 participaciones del “10”. Al año siguiente, Central realizó otra buena campaña en el Clausura 1994 (15 partidos de Palma) finalizando 3°, mientras que en el Apertura acabó estancado en mitad de tabla.

 

Otro año glorioso para la institución de Arroyito  fue 1995 y Palma estuvo presente nuevamente. Además de participar en 27 partidos y 2 goles entre Clausura y Apertura, “el tordo” integró el plantel campeón de la Copa CONMEBOL 1995. En la competición sudamericana jugó 7 de los 8 partidos, marcó un tanto (ante Cobreloa en Chile) y tuvo el honor de levantar el ansiado trofeo por ser el capitán durante todo el torneo.

Luego de obtener el tercer título con la camiseta auriazul llegaron sus últimos tres años como futbolista profesional participando de buenas campañas tanto a nivel nacional como continental. El broche de oro fue la recordada goleada por 4-0 a Newell’s en noviembre de 1997 en la que Palma, nuevamente, dijo presente.
 

Su retiro como futbolista fue en 1998 a los 40 años, en la última fecha del Torneo Clausura de aquel año (derrota ante Gimnasia de Jujuy). En números, la campaña de Omar Palma vestido de auriazul se resume en 390 partidos disputados con un total de 64 goles.

En el 2011 regresó al Gigante de Arroyito, pero esta vez como director técnico para intentar enderezar el curso de un Central complicado en la B Nacional. Su estadía en el banco de suplentes “canalla” fue muy breve: Tan solo tres meses transcurrieron de su asunción cuando acabó su ciclo sobre el final de la temporada. Pese a no conseguir el objetivo de clasificarse para disputar la promoción, durante su mando consiguió 17 puntos en 11 presentaciones, producto de 5 victorias, 4 derrotas y 2 empates.

 

LUCAS CÚNEO

 








River Plate Rosario Central
Domingo 28 de Mayo del 2017 - 18.15 TV - Estadio Monumental - Arbitro: Fernando Rapallini


Rosario Central 4 Racing Club 1
Domingo 21 de Mayo del 2017 - 20.15 TV - Gigante de Arroyito - Arbitro: Ariel Penel


Nob 1 Rosario Central 3
Domingo 14 de Mayo del 2017 - 15 Hs TV - Estadio Municipal - Arbitro: Federico Beligoy