Horacio Carbonari


Nacido el 2 de mayo de 1974 en Santa Teresa, provincia de Santa Fe, "Petaco" es uno de los defensores "canallas" más destacados de los últimos años. Fue integrante del equipo campeón de la Copa CONMEBOL 1995 y héroe de aquella remontada histórica en la final ante Atlético Mineiro.

Horacio Carbonari se inició en las divisiones inferiores de Rosario Central. En 1993 dio el gran salto hacia el primer equipo auriazul: de la mano de Vicente Cantatore (por entonces, entrenador) llegó a debutar en el Torneo Apertura de aquel año, en el cual disputó un total de 7 encuentros.

Luego de su bautismo en la primera "canalla", llegaría rápidamente la consolidación. En el Torneo Clausura 1994, "petaco" ya es uno de los habituales titulares: disputa un total de 16 encuentros y convierte dos goles, el primero de ellos en La Bombonera, ante Boca por la undécima fecha. Al campeonato siguiente, su participación disminuye: solo juega 8 partidos, aunque sigue demostrando su capacidad "goleadora" pese a ser defensor y convierte 3 goles más (uno a Gimnasia de Jujuy, uno a Vélez –de penal- y otro a Lanús –de penal-).

En 1995 llega lo mejor de "Petaco" en Central: luego de un primer semestre opaco, en el cual solo disputa 7 encuentros del Torneo Clausura, en la segunda mitad logra destacarse tanto en el torneo local, como en la Copa CONMEBOL de ese año. En el Torneo Clausura disputa 15 encuentros y marca 4 goles (Gimnasia de Jujuy, Ferro, Newell’s y Gimnasia de La Plata), mientras que en el torneo internacional disputa los primeros 6 encuentros, y aporta dos goles (ante Cobreloa, en cuartos de final y ante Atlético Colegiales, en semifinales) para la clasificación, por primera vez en la historia, de Central a una final continental.

La final de la CONMEBOL 1995 es el capítulo más glorioso en la carrera de Carbonari. En el partido de ida, el "canalla" cayó en Brasil por 4-0 ante Atlético Mineiro, y el subcampeonato era prácticamente un hecho. Sin embargo, el 19 de diciembre de 1995, en un Gigante de Arroyito colmado, Central obra el milagro con Carbonari como uno de los nombres saliente de una noche inolvidable para la hinchada auriazul: El equipo, que por entonces dirigía Angel Zof, salió a la cancha encendido y consiguió irse al entretiempo con una ventaja esperanzadora de tres goles (Carbonari, a los 39 minutos y de tiro libre, había marcado el segundo tanto). Pero el cuarto gol que necesitaba Central para forzar la ejecución de penales, no llegaba y la hazaña parecía no concretarse; entonces apareció "petaco", haciendo de centro delantero sobre el final y marcando (de cabeza) el cuarto gol, a los 89 minutos. La noche perfecta la completó desde los doce pasos, ya que convirtió uno de los cuatro penales que permitieron al "canalla" consagrarse, por primera vez, campeón de una copa internacional.

La figura de "petaco" siguió brillando en los torneos posteriores a la conquista. En 1996, participó en 30 encuentros entre Clausura y Apertura, y convirtió 5 goles (uno a Platense, dos a San Lorenzo, uno a Gimnasia de La Plata y uno a Boca).

En 1997, Carbonari sigue siendo uno de los referentes del plantel y nuevamente es partícipe de una situación inédita en la historia de Central: luego de un buen Torneo Clausura, en el que disputa 18 partidos y marca 3 goles (Estudiantes, River y Deportivo Español), llega un excelente Torneo Apertura, en el cual Central termina tercero y "petaco" llega a su máxima marca goleadora: 6 tantos en 18 encuentros. Uno de esos seis goles lo convirtió en un partido muy recordado: el clásico del 23 de noviembre de 1997, en el cual Central se impuso por 4-0 a Newell’s.

Luego de cinco años en los que logró ganarse a la hinchada auriazul, en 1998, "petaco" se marchó al fútbol inglés, para jugar en el Derby County. En su estancia por Gran Bretaña, el defensor oriundo de Santa Teresa, disputó total de 90 encuentros y anotó 9 goles con la camiseta del Derby. Además estuvo a préstamo en el Coventry City, donde solo jugó 5 partidos.

En 2003, decidió regresar a Rosario Central. En aquel momento, el "canalla" estaba complicado en la tabla de promedios de descenso y Miguel Ángel Russo lo pidió para que sea la referencia defensiva.

Una gran campaña en el Torneo Apertura, permitió a Central salvarse del descenso directo y evitar jugar la promoción. "Petaco" fue uno de los pilares del aquel equipo: disputo todos los encuentros del campeonato y anotó 4 goles, el primero de ellos lo convirtió en su regreso, ante San Lorenzo, segundos más tarde de haber ingresado desde el banco de suplentes. En el Torneo Clausura, fue partícipe de otra buena campaña (16 partidos y 3 goles), que posibilitó la clasificación del "canalla" a la Copa Libertadores.

Su carrera deportiva se cerró en el año 2004. Tras un primer semestre en el cual Central estuvo enfocado en la Copa Libertadores, Carbonari sufrió una lesión en su rodilla derecha que lo marginó de la titularidad y significaría, posteriormente, su despedida del fútbol. Sus números del último año como profesional: 6 partidos jugados en el Torneo Clausura con un gol (Atlético Rafaela), 7 encuentros disputados en la Copa Libertadores con un gol (Sporting Cristal) y 7 partidos jugados en el Torneo Apertura.

En total, visitó la camiseta auriazul en 183 partidos y convirtió 34 tantos. En los años posteriores a su retiro, tuvo un paso fugaz como Manager General del club. Actualmente, está alejado del mundo futbolístico.


LUCAS CÚNEO





Rosario Central Boca Juniors
Domingo 26 de Noviembre del 2017 - 21.30 TV - Gigante de Arroyito - Arbitro: Sin definir aún
Talleres (CBA) 0 Rosario Central 1
Domingo 19 de Noviembre del 2017 - 21.30 TV - Córdoba - Arbitro: Jorge Baliño