Ángel Antonio Landucci

En 1969 no tuvimos un buen año. En el Metropolitano no anduvimos bien y no se logró clasificar para el Nacional. La mala campaña se tragó también a un técnico que había sacado al equipo de la intrascendencia y lo había llevado a pelear arriba en las dos temporadas anteriores: Miguel Ubaldo Ignomiriello.

Promediando el año, la crisis llegó también a lo institucional, e hizo que debiera renunciar nuestro presidente de entonces: Don Adolfo Pablo Boerio, ya que sus problemas económicos personales le impedían seguir conduciendo nuestro club. Asumió interinamente Roberto Risso y se convocó a elecciones para comienzos del año siguiente.

 

Se debió disputar el Reclasificatorio por la permanencia, y allí tampoco anduvimos bien. Estuvimos seis fechas consecutivas sin convertir tantos, y se llegó a la penúltima, el 30 de Noviembre, en nuestra cancha, ante Argentinos Juniors. Con el triunfo seguiríamos en primera.

 

“Pancho” Erauzquin, muy generosamente, tras la ida de Ignomiriello se había hecho cargo de la conducción del primer equipo, pero los malos resultados hicieron que volviera a las inferiores contratándose a Enrique Omar Sívori, que muy poco tiempo antes había dejado la práctica activa tras su brillante campaña en Italia.

 

Sívori asumió, dirigió ante Argentinos Juniors, y produjo varios cambios. Como volante central hizo debutar a un flaco “larguirucho”, muy joven aún, que estaba llamado a ser uno de los grandes ídolos “Canallas”: Ángel Antonio Landucci. El “Flaco” Landucci.

 

Por suerte se ganó 1 a 0 con un gol de Bóveda en el segundo tiempo, se acabó con la sequía ofensiva, y se siguió en primera. La actuación del “Flaco” no fue la mejor, pero para eso ¡vaya si quedaba tiempo!

 

A partir de 1970 tuvo continuidad, y con ella llegaron las grandes actuaciones y los goles. En el Metropolitano estuvo presente en 19 de los 20 partidos, conquistando 1 gol; y en el Nacional tuvo asistencia perfecta en los 22 encuentros, marcando 7 tantos.

 

Si tengo que definirlo futbolísticamente debo decir que era un gran trabajador, pero con mucha técnica. Jugador de ida y vuelta, con enorme capacidad para la marca, para el quite y para pasar al ataque por sorpresa. De juego muy limpio y criterioso, buen cabeceador en las dos áreas, de potente remate, y capaz de ponerse el equipo al hombro y llevarlo hacia adelante cuando las circunstancias lo requerían.

 

Prefería el mameluco, pero también sabía lucir el traje. Para cualquier técnico fue siempre un tipo solidario. Si era necesario actuaba en posiciones defensivas con la misma solidez con que lo hacía en su puesto habitual. Fuera de la cancha era muy sobrio, con conducta.

 

Un gran profesional.

 

La campaña de Central en el Nacional ’70 fue enorme. El equipo llegó a la final ante Boca en el Monumental, ganaba 1 a 0 con gol del “Flaco”, y estuvo a minutos de la hazaña. Pero el despojo finalmente se produjo, con la complicidad del árbitro Coerezza y la “apretada” de la “12” metida en el campo de juego. Hubo que esperar un año más.

 

En la temporada del ’71 cumplió actuaciones inolvidables. Por entonces Ángel Landucci era ya una de las grandes figuras del fútbol argentino, y aún con edad de juvenil fue convocado a la selección mayor donde actuó en 8 ocasiones entre 1971 y 1972. No había mejor manera de terminar el año que con un campeonato, y el campeonato llegó, con un equipo muy sólido donde ya costaba encontrar una sola figura. A lo largo de toda la temporada el “Flaco” consiguió 15 tantos por los torneos de AFA. y 2 más por la Copa Libertadores. Su cotización era cada vez más elevada.

 

Con mucho esfuerzo pudimos retenerlo un tiempo más, donde cumplió con mucha regularidad, logrando 14 tantos en 1972 y 1 más en 1973. Finalmente, a mediados de ese último año fue transferido al Sporting de Gijón, donde se desempeñó durante varias temporadas, para luego pasar al Deportivo Cali de Colombia, donde dirigido por Carlos Bilardo cumplió otra etapa brillante de su carrera, llegando a disputar la final de 1978 de la Copa Libertadores de América.

 

Su regreso al fútbol argentino se produjo en 1980, en Unión de Santa Fe; prosiguiendo, ya como zaguero central, en Gimnasia y Esgrima de Jujuy en 1981; Estudiantes de La Plata, donde fue campeón del Metropolitano dirigido otra vez por Bilardo, en 1982; Argentinos Juniors en 1983; Atlanta en 1984; y Argentino de Firmat en el Nacional de 1985. A lo largo de toda su campaña en primera división en la Argentina jugó 299 partidos, logrando 43 goles.

 

Como síntesis de la trayectoria del “Flaco” Landucci en nuestra institución debemos decir que en primera división, por torneos de AFA. Vistió nuestra camiseta en 150 ocasiones, convirtiendo 38 tantos; y que por Copa Libertadores de América lo hizo en 11 oportunidades, con otras 3 anotaciones. Es señalado casi unánimemente como el mejor jugador en su puesto en toda la historia “Canalla”.

 

Hoy, después de haber sido varios años colaborador en las inferiores del club, se lo sigue viendo en la platea del “Gigante” como un hincha más, con la humildad que lo caracterizó siempre.

 

Ángel Antonio Landucci, el “Flaco” Landucci. Un ídolo de siempre. Un gran hincha “Canalla”, que nos sigue dando satisfacciones.

 

 

Fuente: www.canalla.com (Héctor Farina)

 

 





Rosario Central Boca Juniors
Domingo 26 de Noviembre del 2017 - 21.30 TV - Gigante de Arroyito - Arbitro: Sin definir aún
Talleres (CBA) 0 Rosario Central 1
Domingo 19 de Noviembre del 2017 - 21.30 TV - Córdoba - Arbitro: Jorge Baliño