Novedades
  Domingo 12 de Febrero del 2017
"Esta presión es para guapos”
sentenció Montero apenas comenzada la entrevista. Y rápidamente añadió: “Me tengo fe, sino no estaría acá. Sabía que era así, me lo imaginaba. Pero ahora que estoy acá es mucho más. Al Chengue (Richard Morales, ayudante de campo) y a mí nos gustan las difíciles”. Al ser consultado sobre cuál fue el primer mensaje que trató de instalar en el plantel el entrenador no dudó en decir que fue “decirle a los jugadores que el fútbol tiene revancha”.





| Mas

¿Cómo define a la situación económica actual de Central?

 

 

Cuando asumimos decidimos activamente instalar un sendero de crecimiento para superar la debilidad institucional y estructural que tenía Central en todos los planos. En el institucional, el deportivo, económico, financiero, deportivo, cultural y social para reponer las fortalezas que Central merece teniendo en cuenta la adhesión irrestricta de su gente. Abordamos estos temas poniendo una especie de meta conceptual, que es el fortalecimiento institucional integrado, y a partir de ahí trabajan todas las áreas. El fútbol profesional vuelve al protagonismo, en inferiores se califica altamente la inversión pensando en un vínculo entre el presente y el futuro. Desde el punto de vista de la democracia institucional se aumenta la participación, se desactiva el conflicto entre las agrupaciones opositoras y a la economía le proponemos trabajar para superar los desequilibrios en busca de una tendencia sostenible. Que la economía esté lo menos expuesta a las fluctuaciones. Por eso la mejor definición es que la situación económica de Central hoy está con las defensas altas ante un contexto variable.

 

 

¿Qué significa que está con las defensas altas?

 

 

Que buscamos tener la menor vulnerabilidad posible ante circunstancias que nosotros no podemos controlar. Una de ellas es la crisis que atraviesa la AFA, que cristalizó su modelo anacrónico y lo que pasa en el contexto global porque todavía no se despejó el peso de la inflación en la configuración de los costos, precios y los contratos que debe afrontar Central.

 

 

¿Central es el nuevo millonario del fútbol argentino?

 

 

No somos millonarios, pero es como dije recién, nuestra economía está con las defensas altas. Estamos así porque llevamos adelante una política de administración financiera caracterizada por lo prudencial. ¿Qué quiero decir con eso? Que estamos alertas con las cosas que puedan pasar afuera. Cuidadosamente podamos aplicar los recursos en el marco interno y monitorear todo lo que pase. Ya sea afuera y adentro. Hasta ahora nos acompañaron los resultados. Aclaro esto porque no siempre la gestión económica se basa en resultados concretos. Nosotros revertimos un déficit de 2014 por resultados primarios en 2015, positivos en mayor medida en 2016 y estamos proyectando en mejor medida al 30 de junio de 2017, que es cuando cierra el ejercicio actual.

 

 

¿Esta gestión ya logró solucionar ese déficit mensual operativo que tanto acorraló financieramente a comisiones directivas anteriores?

 

 

La gestión económica y financiera global tiene que tomar el 100 por ciento de los recursos. Entonces, cuál es nuestra apuesta para una generación de recursos. Central tiene recursos que son de periodicidad fija, que son las cuotas societarias que se cobran todos los meses, los abonos que se cobran dos veces al año y los derechos de televisión que debieran recaudarse todos los meses. Después están los flujos mensuales como las tiendas, las guarderías náuticas, los abonos de temporadas de verano, etcétera. Luego están los ingresos de periodicidad variable que son las altas y bajas de jugadores y los derechos económicos. Esos son recursos naturales que deben ser fortalecidos. Por eso hicimos una espectacular inversión en inferiores. Este año estamos cinco veces arriba con respecto a 2014. Pasamos de invertir 7 millones de pesos de esa etapa a casi los 40 de ahora. De esta manera buscamos aumentar la probabilidad de jugadores que llegan al plantel profesional y de ahí ponerlos en la consideración del mercado. A Central lo miran mucho desde el exterior. Tenemos insinuaciones para convenios de complementación con clubes de la talla de PSG de Francia, Sporting de Lisboa y otros de Europa. Gracias a la venta de Montoya iniciamos un diálogo fructífero con Sevilla, que es un club modelo desde el punto de vista organizativo en el fútbol profesional.

 

 

Entonces los frutos de las inferiores no se terminaron con las ventas de Cervi, Lo Celso y Montoya.

 

 

Para nada. Tenemos fundadas esperanzas en que las inferiores seguirán sacando este tipo de jugadores. Por eso somos tan prudentes en la asignación de los recursos. Por ejemplo, el 100 por ciento de los recursos por la venta de Cervi es casi equivalente a los recursos que aplicamos para la adquisición de los derechos económicos de Marco Ruben. Como el club no tenía baches que cubrir, ese dinero se reinvirtió en un jugador de la talla de Ruben. En cambio, cuando hay cosas pendientes de pago, el club debe auxiliarse con recursos especiales, como puede ser cobrar un dinero por el día del club o directamente recurrir a los bancos. Y con las entidades bancarias hay que cumplir para que ellos también cumplan.

 

 

¿No cree que el plantel de Central es muy caro teniendo en cuenta de que se invirtió mucho dinero y no se ganó ningún título? Y la otra. ¿Se malgastó la plata trayendo a jugadores como Gissi, Menosse, Burgos y otros, quienes no colmaron con las expectativas?

 

 

Reconozco que el plantel de Central es relativamente caro con relación a lo que era. La relación entre el costo del plantel, ciclo más o menos, estamos en un 357 por ciento del presupuesto. ¿Qué dicen los manuales o la literatura al respecto? En Estados Unidos se está trabajando en un capítulo, en el cual tengo conocimiento porque mi hijo es asesor del banco mundial, que se llama Soccer Economy (economía del fútbol). Trata sobre cómo se administra, cómo se gestiona o cómo se obtienen los mejores resultados. Uno puede poner todas las variables que quiera, entrenamiento, hidratación, alimentación, tests, análisis, tecnología y demás, pero el factor dominante es que un plantel competitivo por definición cuesta caro. No hay otra. Para tener un plantel así hay que invertir. Esto también es visión política aplicada a la gestión de fútbol y la economía.

 

 

¿Sacando a River y Boca, el plantel de Central es el más costoso del fútbol argentino?

 

 

Es un plantel muy competitivo y caro. No es como Boca y River, pero sí está entre los más caros del fútbol argentino. Debe ser mantenido porque eso hace a la calidad del plantel. Como nosotros no somos infalibles también tenemos cierta probabilidad de cometer un error en la contratación de un jugador como ocurrió en algunos casos puntuales. Entiendo que para la gente ciertos jugadores que trajimos no son tan impactantes como otros. En ese sentido, también tenemos un respaldo porque no hacemos cosas independientemente de lo que evalúan los entrenadores. Central no es como Real Madrid, un club en el que su presidente compra a un jugador sin importar si el DT lo pone o no.

 

 

¿Central puede sobrevivir sin el aporte de la televisión?

 

 

No tranquilamente. Es un aporte que se puede sortear en el corto plazo, pero que no es sostenible en el tiempo.

 

 

¿Qué porcentaje representa en el presupuesto ese aporte?

 

 

En el presupuesto de base tiene el 8 o 10 por ciento. En uno con mayores expectativas de venta de derechos federativos de los jugadores baja un poco. Si no se vende a nadie sube. Igual es una cifra importante. En 2016 eran 48 millones de pesos en el año y Central cobró menos que la mitad.

 

 

¿Cuánto recauda por mes el club en cuota societaria?

 

 

Central tiene un stock de socios que pisa los 60 mil, exento de morosidad. Una recaudación normal de socios en un presupuesto básico debe estar en el 15 por ciento. Algunos meses son 11 millones de pesos, en otros 12 o 13.

 

 

¿Con sólo el aporte de la cuota societaria alcanza para pagarle al plantel?

 

 

Con el aporte de la cuota se pagan unos cuantos jugadores. Pero esto merece una explicación. No es tan lineal. Central es un club muy expandido y con un desarrollo territorial único. Un ejemplo. Palmeiras, que es una de las instituciones más importantes del continente, tiene un estadio ejemplar, un centro de entrenamiento digno de imitar y con una vida social equiparable a la de Central. Cuando le pregunté al vicepresidente cuánto era todo eso en metros cuadrados, me dijo 120.000 metros cuadrados. Nosotros tenemos más que eso en la ciudad deportiva y el doble en Arroyo Seco. Tenemos el Gigante, la sede de Oroño, Pichincha y toda la periferia. Eso es un soporte importante para el patrimonio de Central. El patrimonio neto de Central está en el orden de los 500 millones de pesos y subió espectacularmente porque los activos adquieren valor, sobre todo en materia de jugadores, tanto los que salen como los que se están formando. Y los pasivos estamos tratando de bajarlos, a excepción de cuando se trata de inversiones. En nuestra gestión atendimos una cifra significativa de juicios. Los más importantes se solucionaron y otros están por solucionarse. Tenemos previsiones para eso y por eso se inflan un poco los pasivos. No se puede decir hoy perdí un juicio y mañana tengo que pagarlo. Hay que ir preparándose justamente en la asignación de recursos. Otro capítulo que nos da fortalezas en esto de recuperar lo perdido en años es que la comisión adoptó una decisión estratégica que fue la profesionalizar áreas. Como las de finanzas, contaduría, recursos humanos, tecnología, sistemas, infraestructura. Necesitamos tener opiniones de respaldo y no sólo la impronta del directivo. Queremos transitar un camino sostenible para que las sorpresas no controlables no puedan ponernos obstáculos en el camino.

 

 

¿Cuál es el pasivo del club exigible en lo inmediato?

 

 

Para las obligaciones a corto plazo, que serían a un año, nosotros tenemos 1,20 de disponibilidad por cada un peso de deuda. Es un registro que no tiene antecedente en el pasado de la institución. Eso también va calificando nuestra gestión. Central no invierte inútilmente. Es el caso del proceso de formación de jugadores que llegan y se desarrollan en el plantel profesional y oportunamente estén en la vidriera. Desde el punto de vista de la gestión, Central tiene la gratificación de que no sale a ofrecer en el mercado a ningún jugador. Todas las operaciones que se hicieron con clubes prestigiosos de Europa se dieron porque Central fue la vidriera y vinieron a buscar a nuestros futbolistas. Hoy no faltan clubes del mundo que están observando a jugadores de 16 o 17 años que están en nuestras divisiones.

 

 

¿El ciclo de Coudet tuvo mucho que ver para que Central sea una vidriera?

 

 

Sin dudas. Desde el punto de vista deportivo Coudet instaló una vara muy alta. En el fútbol profesional fuimos durante dos años protagonistas. Es cierto que no llegamos a la meta de coronarnos campeones. Entiendo y sé que el hincha de Central esperaba que coronáramos estos años con un título, pero el protagonismo también estuvo garantizado. Es una impronta que también califica al cuerpo técnico y a la directiva porque hubo correspondencia en cuanto a las expectativas.

 

 

¿Coincide con que hasta ahora el aporte futbolístico de Teo Gutiérrez es inferior a lo caro que costó su préstamo?

 

 

Me llama la atención lo que se difundió en su momento sobre lo que invirtió Central por Teo. Porque no invertimos en los derechos económicos del jugador y sí en un préstamo de los derechos federativos que creemos que fue razonable por un jugador de esa categoría. Tuvimos la precaución de que el préstamo pagado fuera a cuenta de la eventual opción que Central pudiera hacer por el jugador. Si Central hace uso para comprarlo no habrá hecho un gasto, sino una inversión.

 

 

Más de tres millones de dólares por un préstamo es una cifra que impacta en el fútbol argentino.

 

 

Puede ser, pero es como dije. Gutiérrez tiene uno de los contratos más altos del plantel y todos los dirigentes esperamos que la devolución de lo que invertimos se acelere en este semestre. Es un futbolista de gran impacto internacional y que también amerita que tengamos la cuota de tolerancia que tal vez no se tiene con otro jugador.

 

 

¿Los jugadores de Central están al día con los sueldos y las primas?

 

 

Sí, estamos trabajando con el mes de enero. Están al día. Hay clubes que se encuentran como nosotros y esto también nos posiciona en el concierto del fútbol. Los jugadores del fútbol profesional es un capítulo importante y por lo tanto hay que prestarles atención y les damos los recursos para su sostenimiento. En el juego de las prioridades el fútbol profesional tiene un alto ránking.

 

 

¿El dinero por la venta de Montoya será invertido en su totalidad en refuerzos?

 

 

Ya se está invirtiendo. Trajimos al defensor José Leguizamón, aunque naturalmente el préstamo no salió lo mismo que entró por las ventas de Lo Celso o Montoya. El menú de ingresos de la transferencia de los derechos económicos tiene un montón de componentes, que son los impositivos, gremiales, la participación del jugador y otros gastos. Y después tiene el residual con el cual el club afronta inversiones comprando los derechos económicos. En su momento fue la compra de Martínez, Torsiglieri o los préstamos de Teo y otros jugadores. Por la venta de Montoya estamos pagando impuestos y por el cronograma de pagos aún no hemos percibido ingresos. Cuando se vende un jugador hay todo un proceso. Hay cuestiones de contratos, de unidad financiera para verificar entre las partes el origen de los fondos y se pacta un cronograma de pago. En el mundo nadie compra y vende al contado. Alguna vez alguien le hizo creer a la gente de Central que esta comisión directiva iba a cobrar los derechos de formación de Angel Di María al día siguiente de asumir. Y en el primer mail que le enviamos a Manchester United nos contestó que ellos iban a pagar de acuerdo a las normas y las regulaciones del club y la liga inglesa. O sea, en tres años.

 

 

¿Central tiene en una cuenta bancaria, como dijo usted, con varios millones de reserva?

 

 

Sí, por ejemplo, lo de Di María estuvo depositado de acuerdo al calendario de cobro y en su momento con ese dinero se dieron las aplicaciones correspondientes. Central tiene inversiones de infraestructura física que debe realizar en el corto plazo, como las construcciones de palcos de prensa, palcos generales, el fortalecimiento de la compra total del predio de Arroyo, el equipamiento de bienes de usos para el mantenimiento de canchas, las máquinas cero kilómetros en todos los lugares y componentes que no son tenidos en cuenta, como es el sembrado, el resembrado de semillas que son de primera calidad. Todo esto facilita la respuesta del jugador, tanto en el entrenamiento como en los partidos. Además, hay impuestos que gravan la actividad, hay costos del aparato inmobiliario de Central que son muy significativos. Pero pusimos como condición ser prudentes, acompasar las cosas y no pasarnos de revoluciones en ningún concepto.

 

 

Si bien todo esto hace a la buena gestión, nada es más importante que salir campeón.

 

 

Estoy de acuerdo. Es más, lo leo permanente que lo único que interesaba era salir campeón. Pero nuestra obligación como dirigente es ver más allá de un título perdido. Para nosotros no haber coronado estos dos años fue una gran frustración. La diferencia con el hincha es que nosotros como dirigentes debemos seguir peleando día a día y a la gente le dura por siempre.

 

 

¿Se postulará a presidente en las elecciones en 2018?

 

 

No, no. Me distingue que alguien del contexto extra de Central en acción, como pueden ser conversaciones en asados, reuniones, mesas de café entre actores de la vida económica de la ciudad hayan pensado que puedo ser candidato. Pero no es mi tiempo. Esta comisión directiva tiene un núcleo joven de alta calificación y habrá que ver cómo armonizan las piezas en un futuro. Seguramente existirá un tiempo en el que el pueblo canalla convalidará esta gestión y entonces el horizonte pasará a ser un poco más extendido porque se hizo una experiencia muy valiosa. Entonces se pueden esperar resultados adicionales muy importantes.

 

 

¿Pero seguirá en la gestión con esta comisión directiva?

 

 

No, desde el llano se ve mejor. No es mi tiempo. Debo tener en cuenta mi edad. A medida que uno se pone más grande necesita más tiempo libre para dedicarle a la familia, a la academia y a la lectura.

 

 

¿Lo desgasta ser tesorero de un club de la talla de Central?

 

 

No, a mí no me desgasta esto. Tengo experiencia y un espíritu templado para seguir. Ahora estoy cumpliendo con mi deber en la comisión con mi mayor dedicación posible.

 

 

¿Cuál es el sueño como tesorero de Central?

 

 

Que nuestra gestión cumpla con los objetivos y las metas trazadas. Que si las circunstancias nos ayudan, para las cuales nosotros haremos nuestro gran aporte, podamos darle la satisfacción que espera el pueblo Canalla de lograr un título. Y como paso siguiente la ratificación de la confianza del socio desde el punto de vista electoral.

 

 

¿Puede asegurar que cuando se vaya dejará una institución sana y que no volverá a sufrir el endeudamiento de gestiones anteriores?

 

 

Esa es una etapa lamentable que sufrió Central y que ojalá no vuelvan más. Estuvimos muchos años en la segunda categoría, pero esta gestión quiere cerrar ese capítulo de dudas y abrir el de las certidumbres. Lástima que a la pelota no se la puede controlar.

 

 

 

 

 

Fuente: Diario La Capital

Fotos: Diario La Capital


contacto@arribacentral.com.ar




River Plate Rosario Central
Domingo 28 de Mayo del 2017 - 18.15 TV - Estadio Monumental - Arbitro: Fernando Rapallini


Rosario Central 4 Racing Club 1
Domingo 21 de Mayo del 2017 - 20.15 TV - Gigante de Arroyito - Arbitro: Ariel Penel


Nob 1 Rosario Central 3
Domingo 14 de Mayo del 2017 - 15 Hs TV - Estadio Municipal - Arbitro: Federico Beligoy