Novedades
  Martes 14 de Marzo del 2017
"Había gente que no confiaba en mi vuelta"
Se maneja en todo momento con un discurso lineal. Frontal. Expresa cada frase con esa sinceridad que tanto escasea en este ambiente. Javier Pinola analizó su regreso a las canchas luego de permanecer diez meses en rehabilitación como consecuencia de una doble operación de tibia derecha. "Sabía que me jugaba muchas cosas", deslizó a modo de prólogo el defensor. "Veía que había gente que no confiaba.





| Mas

Sin embargo, todo eso me dio más fuerza para recuperarme y volver de la mejor manera. No fue fácil, más allá de que también es cierto que estaba tranquilo porque nunca dejé de entrenar. Sé lo que hice y soporté en estos largos diez meses. Gracias a Dios volví, y bien. Sin temores y sabiendo que debo y puedo rendir más", acotó el jugador Canalla.

 

¿Sentías presión desde el punto de vista que ibas a volver en un momento en el que la defensa venía estando en jaque casi desde que te lesionaste?

 

En realidad la presión la sentía a medida que me venía recuperando. Era consciente de todo lo que se venía hablando y comentando. Pero desde la primera vez que me avisaron que podía entrenar normal pensé en meterle y volver a jugar porque después sé que siempre hay opiniones de todo tipo.

 

¿Entonces cómo viviste la previa?

 

Muy tranquilo. Desde el día de la concentración traté de abstraerme de lo que podría llegar a generar la vuelta y sólo me dediqué a disfrutar cada momento. Gracias a Dios salió todo bien desde lo personal, pese a que desde el resultado aún tengo una bronca terrible.

 

¿Pudiste dormir el sábado a la noche?

 

Sí, pese a que esta fue la primera vez que tuve tanto tiempo parado. La verdad es que busqué estar bien porque sabía cómo venía entrenando. A la vez, tenía toda la confianza del cuerpo técnico y mis compañeros, y eso también fue clave.

 

¿Tuviste miedo en algún momento de poner la pierna?

 

No, para nada. De hecho me sentí en todo momento con mucha confianza y por eso me tiré un par de veces a barrer sin temor a que pudiera ocurrir algo. Intenté agarrar confianza poco a poco. Traté de hablar desde un primer momento también para sentir mayor confianza y a la vez que mis compañeros se vayan sintiendo seguros. Pero en ningún me momento se me cruzó por la cabeza tener miedo.

 

¿Y al fracaso?

 

Tampoco. Pero por ahí algunas cosas me vinieron bien para meterle más para adelante y demostrar que algunos estaban equivocados con sus comentarios.

 

¿Qué extrañabas mientras despuntabas el período de recuperación?

 

Todo. Desde concentrar a volver a pisar un vestuario luego de jugar un partido. Extrañaba compartir otro tipo de momentos junto con mis compañeros. La verdad es que en la concentración me sentí un poco raro porque no venía viviendo todo eso que al jugador tanto le gusta y lo hace sentir bien. Por eso debe ser que disfruté cada momento y por momentos me iba a la habitación de (Damián) Musto o el Kity (Villagra) para charlar. También me iba un rato con los kinesiólogos, qué se yo. Intenté vivir lo que me pasaba de otra manera porque estuve mucho tiempo parado, y era algo que no me había pasado jamás.

 

A todo esto, ¿Montero qué te dijo antes del partido?

 

Me brindó su apoyo y me dijo en reiteradas ocasiones que tuviera en cuenta que debía ir de a poco. Que no me volviera loco y que iba a ir de menor a mayor solo. En ese sentido nos brinda siempre toda la confianza y eso ayuda a que uno esté mucho mejor.

 

¿Sentiste que fue como volver a debutar?

 

Lo único que sé es que el día que me dijeron que estaba apto para hacer fútbol me emocioné y me puse a llorar solo. Es que solamente uno sabe bien por lo que pasó. Por eso cuando entré a la cancha me emocioné debido a que fueron diez meses que pasé por distintas situaciones y no todos saben lo que uno sufrió o exigió para volver a entrenar otra vez normal. Hoy puedo decir que todo eso pasó, pero si miro atrás debo reconocer que el tiempo en que estuve parado fue muy tedioso.

 

Al menos la gente te bancó de entrada porque fuiste el más aclamado cuando salieron a la cancha.

 

Sí, que hayan coreado mi nombre me hizo emocionar, más a esta edad. A la vez no soy tonto porque leo y escucho y en la previa se dudó mucho de mí. Pero prefiero quedarme con los comentarios que me tiraban buena onda porque esa energía positiva es la que sirve, ya que la negativa vuelve en contra.

 

¿Te sorprendió tu vuelta ya que fuiste el más regular del equipo?

 

No, pero tengo en claro que el rendimiento que mostré fue porque tuve a mis compañeros de laderos. No hay que olvidarse ahora que nuestros delanteros y volantes se mataban para ayudar en la recuperación o bajaban más de la cuenta para colaborar con nosotros atrás.

 

¿Y cómo fue jugar con Leguizamón, quien llegó hace poco y recién se están conociendo?

 

Fue bueno porque tiene mucha calidad. Es un jugador que va bien de arriba, no se complica y es rápido. Lógico que con Donatti nos entendimos desde el primer momento, pero con Legui creo que demostramos estar bien y nos complementamos sin problemas, porque ellos casi no nos llegaron o complicaron. No tengo dudas de que iremos mejorando con el correr de los entrenamientos y partidos.

 

¿Qué sigue de ahora en más?

 

Trabajar y mejorar. La mejor forma de seguir creciendo es rompiéndose el lomo para aportarle al grupo y al equipo cada vez más.

 

 

 

 

 

Fuente: Diario La Capital

Fotos: Arriba Central


contacto@arribacentral.com.ar




Rosario Central Tigre
Sábado 25 de Marzo del 2017 - 16 Hs TV - Gigante de Arroyito -


Quilmes 0 Rosario Central 1
Viernes 17 de Marzo del 2017 - 21.10 TV - Estadio Centenario -