Kily González: "Estamos formando jugadores y no un equipo"

El actual entrenador de la reserva de Rosario Central analizó el nuevo proceso del plantel en el que se intentó bajar el nivel de edad. "Es más un selectivo de inferiores", apuntó el Kily. Esto decía el ex volante Canalla.

Te imagino contento con el triunfo de la reserva por 2 a 1 en el debut en Tucumán.

 

La verdad que sí, especialmente por los chicos. Es bueno ver que después de un proceso de dos meses de trabajo los pibes pueden empezar a asimilar e interpretar situaciones del juego, que es algo a lo que están obligados para estar a la altura de un club como Central.  Acá las expectativas pasan por hacer las cosas bien para poder llegar a la primera. Ese es el gran objetivo de estos chicos.

 

Si bien son dos torneos distintos, este arranque te sirvió para sacarte la espina que seguramente te quedó por la eliminación en Copa Santa Fe, contra Central Córdoba?

 

En parte sí. Es obvio que me gusta ganar siempre pero esa vez nos enfrentamos con jugadores de mucha experiencia, de visitante, y con chicos que no superaban los 17 o 18 años. Para mí estuvieron a la altura, pero el chico tiene que empezar a aprender que en el fútbol no siempre se va a ganar. Nuestra etapa es la de mejorar permanentemente para poder jugar en primera porque, insisto, no todos pueden jugar en la primera de Central.

 

En lo personal, ¿es distinto este inicio del torneo de reserva a lo que fue el arranque del anterior, cuando vos comenzaste como técnico?

 

Lo que tengo ahora es la posibilidad de formar un selectivo, porque si bien el rótulo es “reserva”, lo que armamos fue un selectivo de las divisiones inferiores, que es a lo que le apunté cuando me junté con los dirigentes para renovar el contrato. Quería tener esa posibilidad porque nosotros estamos formando jugadores y no equipos. Eso es lo que tenemos que tener en claro los que estamos en divisiones inferiores porque la reserva es la última etapa de formación. Está claro que Central siempre tiene que ganar, pero nuestra función es sacar la mayor cantidad de jugadores posibles para la primera división.

 

¿Qué cosas sentís que aprendiste después del primer año de técnico de la reserva?

 

Muchísimo. El haber jugado más de 20 años al fútbol no me da la certeza de que en el día de mañana pueda ser un gran entrenador. Lo que más me sirve es encontrarme con distintas situaciones, chicos con diversas personalidades y, especialmente, en lo que tiene que ver con la toma de decisiones. Hoy soy el encargado de decidir sobre un equipo que va a entrar a un campo de juego y tengo que analizar e interpretar las circunstancias sobre cómo ganar un partido. En cierto punto me comparo con los chicos de reserva, es decir, me tengo que perfeccionar para en el futuro poder ser el técnico de la primera división. Pero ojo, mi cabeza está puesta en lo que hago. En charlas con la gente de primera, en este caso con Cocca, hablamos mucho sobre el trabajo de formar chicos para que él pueda utilizar, sin quemar etapas por supuesto porque si no sería un gran error.

 

Más allá de la formación del selectivo, el objetivo no cambia. Cuando asumiste hace un año la idea era la misma.

 

Si recibo un chico en 6 o 7 puntos mi objetivo es llevarlo a 8 o 9. La ventaja que puedo llegar a tener es el conocimiento del club, de lo que pretende la gente, de lo que significa ponerse la camiseta de Central. A mí el estadio completo me ovacionó pero también me puteó y del lado de la experiencia uno puede ayudar a los pibes. Podés tener mucho talento, pero si no estás preparado emocionalmente para entrar al Gigante se te va a complicar, pero no por el sólo hecho de ser chicos, sino porque acá vinieron grandes jugadores y tampoco estuvieron a la altura de lo que representa esta camiseta.

 

¿Qué diferencia hay de este equipo de reserva al que dirigiste en el torneo pasado?

 

La edad sobre todo. Hoy trabajamos con chicos 2003, 2002, 2001, 2000 y hasta con algunos 1999, que son los que están en edad de hacer primer contrato. Esa competencia hace que un pibe de 16 años se esfuerce de la misma forma que uno de 20 o 21, incluso con algunos que nos bajan de primera, que casualmente trabajaron con nosotros en el torneo pasado. Para mí es fundamental el tema de la edad porque creo que no hay jugadores viejos o jóvenes, sino que hay buenos o malos.

 

¿Todo esto te obliga a un trabajo especial? Pregunto porque el otro día en Tucumán, por ejemplo, pusiste chicos que nunca habían jugado en reserva.

 

Eso me obliga a estar al ciento por ciento y a darles las herramientas necesarias, ya sea desde las cuestiones futbolísticas hasta las humanas. Hay que ayudarlos en todo porque en muchos casos la actitud se come al talento. Si vos tenés la actitud y la obligación de venir a trabajar todos los días para mejorar es lo que te va a dar la posibilidad más rápido de poder llegar a la primera división.

 

Está claro que el armado de este selectivo es un proyecto del club, ¿pero encontraste predisposición de todos los técnicos de inferiores?

 

Claro que sí. Estamos en un diálogo permanente con Hugo Galloni, incluso con la gente de la local porque Central es uno solo y si te toca ir a jugar a la local tenés que hacerlo con las mismas ganas. De hecho ya subí algunos chicos que jugaban en la Rosarina. Todos los técnicos de inferiores tienen que entender que estamos para formar jugadores y no equipos. Históricamente Central se armó con jugadores de inferiores, que después son vendidos y mantienen la economía del club.

 

Hablaste de inculcarles ideas a los chicos para que interpreten situaciones del juego. ¿Es una tarea compleja?

 

Claro, pero sabés porqué pasa eso, porque muchos creemos que el chico ya sabe esas cosas y en realidad no es así. Hay jugadores profesionales que cometen errores, imaginate los chicos. Uno no tiene que preocuparse porque un chico se equivoca, lo preocupante sería que no se equivoque porque eso quiere decir que nunca lo intentó. Este club nos obliga a tener personalidad y la única forma de lograrla es tomando decisiones.

 

¿Qué te genera que jugadores como Marinelli, Lo Celso, Villagra, Rochi González hoy ya no estén con vos y sí con Cocca?

 

Me llena de orgullo, me pone feliz. Eso es lo que nos da la certeza de que estamos trabajando bien. Lo preocupante sería que el técnico de primera me dijera “no hay ningún pibe”.

 

 

 

 

 

Fuente: Diario La Capital

Fotos: Arriba Central



Rosario Central Patronato
Sábado 24 de Agosto del 2019 - 17.45 TV - Gigante de Arroyito - Arbitro: Sin definir aún
San Lorenzo 2 Rosario Central 2
Sábado 17 de Agosto del 2019 - 17.45 TV - Nuevo Gasómetro - Arbitro: Fernando Rapallini
Rosario Central 1 Talleres (CBA) 0
Sábado 03 de Agosto del 2019 - 15.30 TV - Gigante de Arroyito - Arbitro: Facundo Tello
1 Rosario Central 2
Lunes 29 de Julio del 2019 - 21.15 TV - -
Rosario Central 2 Libertad 1
Miercoles 08 de Mayo del 2019 - 21.15 TV - Gigante de Arroyito -