Diego Zabala: “Acá no te podés relajar nunca”

No le incomoda estar parado sobre la delgada línea de los promedios. Asume el reto y mira hacia el horizonte con optimismo. También es cierto que el dulce presente de Central no lo empacha. Diego Zabala deja sentado además: “Acá no te podés relajar nunca”, cuando se pone sobre la mesa del diálogo.

El volante reconoció además que viene de afrontar un partido donde bebió en el primer tiempo la dosis amarga del descontento popular cuando no entraba en sintonía. Y reconoció con marcada alegría que sintió el afecto de todo el estadio cuando marcó el gol que terminó significando la victoria ante Talleres. El uruguayo remarcó sin tapujos que “esto recién comienza y queda mucho por recorrer”.

 

¿Cómo te vas adaptando al mundo Central?

 

En realidad cuando surgió la posibilidad de venir sabía a lo que me enfrentaría. En ese aspecto tenía en claro que venía a un club grande y a una ciudad muy pasional. Si bien estamos pasando por un momento deportivo no tan bueno desde las posiciones (por el promedio), estoy tomando este desafío con mucha ilusión y responsabilidad. Por suerte desde lo futbolístico pudimos tener un gran arranque, y me estoy acostumbrando y adaptando poco a poco a lo que el mundo Central.

 

¿Sentiste la presión que ejerce el Gigante?

 

Ni hablar. Sé que acá son muy pasionales porque ya lo había vivido jugando en contra. Pero ahora es momento de disfrutar a la gente, que siempre se hace notar. Alienta todo el partido y eso es para aprovecharlo. El sábado había un muy lindo clima en el Gigante.

 

¿Te estás acomodando a moverte por izquierda, pese a que jugás con el pie cambiado?

 

Me siento cómodo ante todo porque me tengo mucha confianza porque es una posición que ya había experimentado, sea en Uruguay, Unión y Vélez. A eso le sumo que mis compañeros y el cuerpo técnico también me dan mucha libertad y me apoyan. Desde ese punto de vista estoy muy tranquilo y ayuda a mejorar.

 

Desde ese punto de vista, Diego Cocca expresó públicamente que no estabas bien desde lo técnico, pero te dieron confianza y en el segundo tiempo fuiste el Zabala que quiere.

 

No sabía que Diego había dicho eso. Pero si sé que ante Talleres no hice un buen primer tiempo. Soy el primero en reconocerlo. Tal es así que incluso lo hablé con mis compañeros en el entretiempo. Estuve impreciso. El equipo no encontró el juego, aunque lo mío no fue bueno. Por suerte pude revertir todo en el complemento, donde fui más preciso, y ganamos, que es lo más importante de todo. A la vez noto que tengo la confianza del entrenador, y eso es bueno pese a que todos podemos tener partidos malos.

 

¿Sentiste los murmullos en el primer tiempo o no te diste cuenta de que las críticas iban hacia vos?

 

A esta altura uno tiene saber que eso puede suceder cuando las cosas no salen. Hay que saber jugar ante un aplauso o murmullo. Uno es profesional y no me genera duda cuando las cosas no me salen como pretendo. Nadie sale a la cancha para hacer mal las cosas, eso está claro.

 

Pero convengamos que fue determinante que el técnico no te haya sacado porque podría haberte marcado, sea desde lo personal como también expuesto ante la gente.

 

Sí, aunque si el entrenador decidía sacarme, ya que era una realidad que no estaba rindiendo, hubiese sido el primero en reconocerlo porque sentía que no aportaba lo que se esperaba de mí. Pero también es cierto que en ningún instante pensé en no salir a jugar el segundo tiempo. Estaba concentrado, con ganas de jugar y terminar bien la tarde. Quería encontrar los espacios, animarme a más y tener la pelota. Por suerte todo cambió en el final.

 

¿Qué sentiste cuando marcaste el gol, que terminó significando el triunfo?

 

En primer lugar una alegría tremenda. Pero más que nada por la victoria. También debo reconocer que Lucas (Gamba) y Seba (Ribas) fueron claves en ese momento. Traté de definir rápido y terminó siendo un lindo gol colectivo.

 

¿Y qué cosas te pide Cocca desde lo táctico?

 

Me da muchísima libertad. Si bien estoy plantado por la izquierda, lo cierto es que me pide que me cierre con los volantes y termine como una especie de doble enganche junto a Maxi Lovera.

 

¿Notás que todo cuesta más cuando se juega por salir de la zona baja de los promedios?

 

Tal vez estamos en una posición no habitual de estar peleando el descenso porque la verdad es que somos realistas de la situación en que estamos. Pero a la vez sabemos que este camino es muy largo. Sin embargo, también entendemos que encaramos por el camino correcto.

 

¿Considerás que con los dos triunfos obtenidos les permite relajarse o encarar lo que vendrá con otro temple?

 

No, nada que ver. Acá no te podés relajar nunca. Menos en la situación en que estamos. Si lo hacemos, así sea en la semana misma, nos desviaremos del camino, es así. Hay que aprovechar que ganamos los dos primeros partidos, pero a la vez debemos mantener la humildad para poder seguir mejorando, creciendo y sumando puntos. Ese es el camino a seguir. La idea es continuar tirando todos juntos hacia el mismo lado con mucho sacrificio y responsabilidad.

 

¿Sos consciente de que aún le falta mejorar al equipo?

 

Obviamente es así. Pero siempre hay cosas por pulir. Lo positivo es que ganamos los dos primeros partidos y ahora encima tendremos dos semanas para corregir cosas antes de jugar ante San Lorenzo en el Nuevo Gasómetro. Estamos con un compromiso muy grande como también con una gran actitud por sacar esto adelante. Buscaremos seguir mejorando desde lo táctico como colectivo e individual. Lógicamente que cuando ganás, todo se hace más sencillo porque hay otro clima a la hora de trabajar y preparar lo que vendrá.

 

¿Influye o significa algo especial que San Lorenzo también ganó los dos partidos y está arriba de la tabla con ustedes?

 

No, porque cada uno hace lo suyo. San Lorenzo también armó un gran plantel y cuenta con jugadores de jerarquía, pero Central tiene lo suyo y tratará de demostrarlo. Nosotros pensamos en nosotros y la idea es hacer un buen partido.

 

¿Y ya palpitás algo de lo que será más adelante el clásico en el Gigante?

 

Sé muy bien lo que representa ese partido para la ciudad, en especial para Central. Pero lo tomo con calma porque aún falta mucho para que llegue ese momento y no quiero desviar el foco de lo que será el próximo desafío. Ya habrá margen para meter la cabeza de lleno en el derby, que sé muy bien lo que es para los rosarinos. Seremos locales, aunque no pensamos en eso por el momento.

 

¿Es una ventaja saber que tenés atrás a un conocido como Brítez, con quien ya jugaste en Unión?

 

En cierto punto sí porque Ema me vive dando indicaciones. Nos conocemos bien y eso es bueno. Está jugando en un carril diferente, pero se está adaptando y rindiendo muy bien, pese a se desempeñó durante mucho tiempo como zaguero central.

 

A Gamba también lo tenés bien marcado.

 

Claro, es otro de los que compartimos vestuario en el tatengue. También está Claudio (Riaño), quien pese a que no llegué a jugar con él en Unión es un gran delantero.

 

¿Qué resaltás del arranque demoledor en la Superliga?

 

Todavía queda mucho por recorrer y Central sigue creciendo como equipo. No puedo predecir qué pasará en el futuro, pero el plantel dará batalla para salir cuanto antes de esta situación. Y creo que en los dos partidos demostramos dejar todo. Ese es el camino a seguir.

 

 

 

 

 

Fuente: Diario La Capital

Fotos: Arriba Central



Rosario Central Patronato
Sábado 24 de Agosto del 2019 - 17.45 TV - Gigante de Arroyito - Arbitro: Sin definir aún
San Lorenzo 2 Rosario Central 2
Sábado 17 de Agosto del 2019 - 17.45 TV - Nuevo Gasómetro - Arbitro: Fernando Rapallini
Rosario Central 1 Talleres (CBA) 0
Sábado 03 de Agosto del 2019 - 15.30 TV - Gigante de Arroyito - Arbitro: Facundo Tello
1 Rosario Central 2
Lunes 29 de Julio del 2019 - 21.15 TV - -
Rosario Central 2 Libertad 1
Miercoles 08 de Mayo del 2019 - 21.15 TV - Gigante de Arroyito -